Inicio » DIÁLOGOS SOBRE EL LENGUAJE COMO INTERVENCIÓN » EL CUERPO EN LA GENERACIÓN DE SIGNIFICADOS

EL CUERPO EN LA GENERACIÓN DE SIGNIFICADOS

Para entender el funcionamiento de la comunicación interpersonal y el aprendizaje simbólico hay que tomar una perspectiva en la que la función semiótica, esto es , la generación de sentido parte del nivel preconceptual, peceptivo e interaccional de nuestra experiencia. Greimas y Fontanille en su libro ‘Semiótica de las pasiones. De los estados de cosas a los estados del alma’ se plantean cómo el recorrido generativo del sentido se lleva a cabo desde la puesta en discurso. Si bien la semiótica estructural nunca quiso saber nada de la ‘realidad extrasemiótica’ esto es, la realidad del objeto y el sujeto más allá de su relación significante, aportan herramientas conceptuales para entender cómo producimos mediante actos discursivos transformaciones en la perspectiva y la relación de la persona con el mundo.

Los actos comunicacionales que realizamos en psicoterapia propician cambios en la espiral que conforman la relación entre el diálogo externo y el diálogo interno que tiene la persona consigo misma.

El mediador que separa y conecta el diálogo interno y el diálogo externo es el cuerpo que percibe tanto el mundo externo como su mundo interno dándole valor y significado a lo que acontece. Durante muchos años se ha identificado el significado con un cierto dualismo entre el mundo externo y el mundo interno, el mundo el significante y el de los significados. En ‘Semiótica del discurso’ Jaques Fontanille, coautor con Greimas de ‘Semiótica de las pasiones’,  apuesta y sistematiza los procesos de significación desde la perspectiva del discurso en acto. 

En esta perspectiva, el cuerpo adquiere una función principal en los procesos de generación de sentido: «los dos planos del lenguaje reemplazan ahora a las dos caras del signo: los dos planos del lenguaje son deslindados por un cuerpo percibiente que toma posición como frontera entre lo que corresponde al orden de la expresión (el mundo exterior) y lo que corresponde al orden del contenido (el mundo interior). Es este cuerpo el que reúne esos dos planos en un mismo lenguaje. Lo sensible y lo inteligible están ineluctablemente ligados en el acto que reúne los dos planos del lenguaje».

El cuerpo que da sentido a lo que acontece en el mundo, testigo y protagonista de los procesos de significación que se generan en el devenir y desde una perspectiva única y a la vez compartida del yo, aquí, ahora. 

El lugar que ocupa la sensibilización del cuerpo en el proceso de construcción del significado nos permite integrar las visiones del papel del lenguaje experiencial de la terapia contextual y el papel del cuerpo y sus estructuras somatosensoriales en la generación de significados.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Paco Molinero

 

Doctor en Psicología

Master en Terapia breve estratégica. Psicoterapeuta EuroPsy y Mediador.

Instructor certificado de ATLAS.ti

Investigador cualitativo y Formador en Entrevista Motivacional, Entrevista focalizada en las soluciones y Microanálisis del diálogo terapéutico

Formado en Microanálisis del Diálogo Terapéutico con el Grupo de Janet Bavelas